...Que no te compren por menos de nada ...Que no te vendan amor sin espinas.

sábado, 21 de enero de 2012

Demasiado tiempo


Un día dije amor...y abrí las puertas para que entrases en mi.
Un día dijiste secreto...y construí contigo una nube que habitar.
Un día dijimos prudencia...y coloqué sobre mi una losa que me ocultaba del mundo. 



Después dije dolor… y me fui de tu lado. 


Un día dijiste vuelve...y regresé a ti con los ojos cerrados y el corazón abierto de par en par.

Y fue ahí donde nació el silencio y las verdades a medias…porque un día dijiste miedo...y me fui sin irme, con el cuerpo presente y el alma sepultada en arena. 

Un día dije ¡basta! y caminé hacia delante, porque no es deseable volver a caminar por la senda que ya se ha pisado. 


¡Vaya! Cuanta vida en tan pocas líneas!


(música del blog de Sakkarah) :)

domingo, 15 de enero de 2012

Habitaciones separadas


Está solo. Para seguir camino 
se muestra despegado de las cosas. 
No lleva provisiones.

Cuando pasan los días 
y al final de la tarde piensa en lo sucedido, 
tan sólo le conmueve 
ese acierto imprevisto 
del que pudo vivir la propia vida 
en el seguro azar de su conciencia, 
así, naturalmente, sin deudas ni banderas.

Una vez dijo amor. 
Se poblaron sus labios de ceniza.

Dijo también mañana 
con los ojos negados al presente 
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano, 
fantasmas como saldo, 
un camino de nubes.

Soledad, libertad, 
dos palabras que suelen apoyarse 
en los hombros heridos del viajero.

De todo se hace cargo, de nada se convence. 
Sus huellas tienen hoy la quemadura 
de los sueños vacíos.

No quiere renunciar. Para seguir camino 
acepta que la vida se refugie 
en una habitación que no es la suya. 
La luz se queda siempre detrás de una ventana. 
Al otro lado de la puerta 
suele escuchar los pasos de la noche.

Sabe que le resulta necesario 
aprender a vivir en otra edad, 
en otro amor, 
en otro tiempo.

Tiempo de habitaciones separadas

(Luis García Montero)

miércoles, 11 de enero de 2012

Donde todo lo puedo

Donde todo lo puedo
Donde no hay imposibles.

Parece que hace ya una eternidad que se escondió el día.

Y me entretengo pensándote. 

La memoria me trae los ecos de tu voz que susurra en mi oído, 
 tu sonrisa, que siempre me reconforta, 
la calidez de tus brazos,
y tu mirada...
que irradia luz cada vez que me miras. 

En mis recuerdos te busco. 
Y solo necesito cerrar los ojos para que llegues a mí.

¡¡Para que luego digan que no existen los milagros!!


FEEDJIT Live Traffic Feed

Cuando nadie me ve, quizá sale a la luz mi verdadero yo

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP