...Que no te compren por menos de nada ...Que no te vendan amor sin espinas.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Calor


Hace frio tras el cristal que me separa de la oscuridad y se hace imperativo buscar un poco de calor.

Llega de la mano de esa música que siempre se acopla con perfecta armonía a las emociones y las hace surgir con suavidad, (rescatándolas así de las profundidades del corazón aletargado), iluminando con una sonrisa un rostro que se rompe por momentos cada frágil día de la vida.

…Y renace el ayer.

Y me sumerjo en un viaje en sentido inverso, regresando a un pasado en el que se suceden los recuerdos, -lejanos ya en el tiempo pero inmortales en el alma-. Risas, lágrimas, amistades, pasiones, y un tanto de locura conforman ese tiempo, que no fue, al fin y al cabo, más que el preludio de hoy y un aprendizaje para mañana (nada debería ser vivido sin extraer la esencia de una enseñanza) …

...Y así se refuerza el presente

Comprendiendo que es imprescindible seguir el camino que nos mantiene en la búsqueda incansable de un yo que se oculta tras el miedo que nace de las entrañas de la prudencia (porque siempre tememos que la vida nos duela por todas las costuras)

…¿Es que acaso merece la pena no vivir por temor a sufrir?

Personalmente, prefiero el dolor de una pérdida, si antes tuve la satisfacción de lo vivido y quizá la posibilidad de vislumbrar algún día la frontera de la felicidad.

7 comentarios:

Sir Bran dijo...

Espero que esa calma que describes sea efectiva, y que se extienda sobre tu alma despacio, cediendo calor de buenos momentos.
No olvides que la amistad duerme, pero no se muere.
Cuando se siente una vez... perdura.
Espero de verdad, que encuentres armonía en tus despertares.
Besiños.

xanela dijo...

Estos son días de recuerdos
vividos,especialmente la
pérdida de alguien.
Pero la vida sigue y no se
puede uno quedar anclado en el pasado.

Te deseo mucha paz y bienestar.

Biquiños.

Meiguiña dijo...

Felices Fiestas y que el proximo año te llene de felicidad, salud, amor o aquello que desees.

Biquiños meigos

Lasosita dijo...

Un cariñoso saludo, Elen!

Alatriste dijo...

Nunca merece la pena dejar de vivir. Pienso como tú. Prefiero sentir dolor habiendo luchado, que no sentir nada por no haberlo intentado. Feliz Navidad, niña. Espero que disfrutes mucho de las fiestas y gracias por todo lo que compartiste conmigo en este mundillo. Te deseo lo mejor. Un abrazo enorme.

Runas dijo...

Siempre merece la pena vivir, aunque aveces duela y te golpee de una forma brutal. Un beso

Leola dijo...

La verdad es que no vivir para no sufrir, en muchísimas variantes, es algo muy extendido, que se hace sin darse cuenta y desde luego, es cualquier cosa, excepto vivir.
Hay que asumir el riesgo, vivir implica ser valiente, implica sufrir y gozar.
Feliz año nuevo, valiente.

FEEDJIT Live Traffic Feed

Cuando nadie me ve, quizá sale a la luz mi verdadero yo

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP