...Que no te compren por menos de nada ...Que no te vendan amor sin espinas.

miércoles, 23 de junio de 2010

La tierra pura

Gisho sonrió con los ojos brillantes y le contó que, en su casa tenía un muñeco de Daruma.
Con la parte de abajo redondeada, de manera que se balancea. Si lo tumbas, él se levanta solo. Había inspirado una canción infantil. “Siete veces para abajo. Ocho veces para arriba”
Una buena lección.

"Cruzados el puente de la duda
y el puente de la decisión
pasé
del mundo flotante
a la tierra pura"


Extractos del libro homónimo de Alan Spence


martes, 22 de junio de 2010

Al alba


Amaneció diferente.
Alborada distante
de un día tan consciente
que lastima las costuras.

Se alzan ampollas
en espacios remotos.
Renacen con fuerza
certezas irrefutables.

Amaneció diferente.
Preludio de un fracaso


viernes, 18 de junio de 2010

(*)_MirAnda_(*) en el chat


No recuerdo muy bien si lo que voy a contaros me ocurrió, lo he leído en Internet o es solo producto de mi imaginación.

Lo cierto es que, en una de esas tardes, en las que una goza del “dolce far niente”, observando como se reproducen las musarañas en el pantalla del ordenador, apareció ante mis ojos un mensaje que decía más o menos así…

- Menudos ojos verdes, pero ya te gustaría que esa foto fuese tuya ¿¿ehh??

Al principio me quedé un tanto perpleja observando el texto que parpadeaba en mi pantalla pero, una vez superada mi inicial incredulidad, afilé el ingenio y respondí detallando con pelos y señales la historia de la fotografía...No se si me creyeron, pero os prometo que puse en el asunto toda la poesía que pude!!

Pasados unos días, ya no recuerdo muy bien si fueron muchos o pocos,... Ploff!! … sin avisar ni nada, otro mensaje apareció en la pantalla:

- Oye, ¿esos ojos verdes son tuyos.. o te los has pintado con Photoshop?

Vaya!! ¿Por qué todo el mundo se empeña en dudar de mi? Vale que la foto de mi perfil del chat aparece muchas veces repetida en internet; pero eso, la verdad, no es motivo para no creerme ¿no? Me dispuse a contestarle lo mejor que pude, aunque reconozco que finalmente me enfadé y fui un poco borde, pero no es de extrañar, porque “el entendido en ojos verdes” terminó por llamarme piltrafilla… A miiii!!.. Comenzaba ya a cansarme el tema de los ojos verdes, la verdad, pero yo como soy muy terca, decidí hacer oídos sordos.


Un día, que estaba más aburrida que los gnomos que viven dentro de las fotocopiadoras (los pobres trabajan por dos duros, de sol a sol, en la clandestinidad y sin enlace sindical ni nada de nada porque, ya se sabe, que nadie puede enterarse de que son ellos los que en realidad hacen las fotocopias.. ¡¡que vida más dura, por Dios!!). Ese día estaba, como os decía, verdaderamente aburrida y, claro, fui presa fácil del duende de las travesuras que, por cierto, no hace más que meterme en líos. Se acercó a mi oreja y, en un alarde de originalidad, me suelta:

-Y tú ¿A que esperas?. ¿Por que no dejas un mensaje?. Sisisi… Ya se que tu mamá te dijo que no debes hablar con desconocidos, pero ¿Aún no te has dado enterado? En realidad no pueden verte ni oírte...

Así que amenacé a mi pobre y única neurona con condenarla al ostracismo durante una semanita sino me ayudaba a salir de esta (...para que negarlo, la verdad es que desde entonces ya no funciona demasiado bien: "estrés laboral", dicen). El caso es que yo quería ser original y me puse manos a la obra: pensé, investigué y hasta me fui a google y teclee “frases originales”.. Por fin, tras tan agotador esfuerzo, se me ocurrió una tal que esta:

- “Bonitos ojos verdes, aunque parecen un poco tristes”.

¡¡En realidad creo que fue una venganza de la neurona!!, porque, después de las experiencias pasadas, tenia claro que no quería saber más de ojos ni de nada verde (esto incluía a las ranas, a los sapos, y hasta a las manzanas Grand Smith) y, ay!, allí estaba yo: enviando un mensaje que hablaba de ojos… y además verdes!!!

Aquello, que pretendía ser profundo, tuvo una respuesta inesperada... así que me froté las manos, hice ejercicio de dedos (necesario para poder escribir rápido sin sufrir lesiones) y me dispuse a venderme todo lo bien que sabía. ¡Que sorpresa me llevé!. Estaba escribiendo sobre libros, películas, y otras cosas que me gustaban, cuando me di cuenta de que eran las mismas que le gustaban a “ojos verdes-tristes”. Esto nos animó y estuvimos "charlando" (casi mejor decir escribiendo), durante un buen rato

El tiempo transcurría.

Y en mi pantalla no dejaban de aparecer mensajes, cada uno asociado a un nombre y una fotografía. La verdad es que nunca acababa de saber quien era quien, pero yo los contestaba toditos (bueno, todos no ¿Para que engañarnos? -La cortesía nunca fue mi fuerte). Algunos aparecieron para luego desaparecer del mismo modo: por arte de birlibirloque; otros repetían y, los menos, se quedaron para siempre

Lo cierto es que yo seguía extasiada con el descubrimiento, pero no quería decírselo a nadie, ya que temía que pensasen que, a mi edad, me había vuelto loca. Las ojeras comenzaron a multiplicarse bajo mis ojos, mientras mi persona mutaba en función de las circunstancias… (rubia, morena, alta, bajita…. ).

Gente que aparecía y desaparecía... ni que fuesen el genio de Aladino. Creo que ese fue el momento en el que comenzaron mis problemas con la memoria. Eran muchas las caras que iban y venían. Algunas no tenían nadita que decir. Otras me hablaban de caballos, de músicos franceses, de fotografía, de paisajes y viajes, de los rincones del alma, de recuerdos, de sueños, del sur, de amores, de tristezas y ..¡Hasta de nubes de colores!!

El tiempo fue pasando, y yo me iba enredando en todas esas letras, viviendo mundos inventados para la ocasión y recibiendo mensajes de personas que nunca conocería, o sí… a veces, me sorprendía girándome en la calle, creyendo reconocer alguna de esas caras.

Todo se volvió confuso

Desde entonces, mi cabeza está hecha un lío y comencé a mezclar lo humano con lo divino... Ya no me reconozco en el espejo. "Creo que he cambiado mucho desde la última vez que me he visto" (sisi.. ya se que la frase es de una página de esas de citas de internet, pero en esto del chat hay que aprovechar todos los recursos que se tienen al alcance…)

Por cierto: mi neurona sigue de servicios mínimos. Dice que reivindica su derecho a un salario digno y un compañero de curro. (Ya se sabe que las neuronas son como los guardias civiles: Solo funcionan bien si van en parejas), así que no me extrañaría que un día de estos me sorprendiese con una huelga general.

viernes, 11 de junio de 2010

Infinitud


Cuando la oscuridad se acomoda en el interior del alma, es difícil encontrar aquello que nos proporcione la fuerza suficiente para luchar contra su negrura. Sé que es una idea con una importante carga pesimista, pero en realidad es así como percibimos la vida con más frecuencia de la que nos gustaría.

Afortunadamente, también hay algunos momentos que nos aportan consistencia y suponen para nosotros una pizca de eternidad que ha venido a fecundar el tiempo”. Un instante en el que todo se detiene, en el que no existe más que el aquí y el ahora mientras, afuera, la lluvia empapa la hierba, el viento sopla y el mundo continua… En ese solo instante el tiempo se sublima, y con él la vida; dejándonos apreciar con total nitidez la belleza de las pequeñas cosas que, sin más pretensiones, nos permiten rozar por un momento el infinito.

Es entonces cuando se desgarra el velo que nos somete a su oscuridad, y en ese preciso instante no tememos que a nuestra vida le falte ingrediente alguno. Durante un instante de infinitud todo está completo y somos, así, felices en el presente. El alma se libera de los asedios y nos reconciliamos con la vida mientras acumulamos, esperanzados, las preciadas gemas.

Paréntesis en el tiempo.



Lanzar una piedra al mar, y percibir la cadencia de sus movimientos antes de que se sumerja en él.

Contemplar el rostro de los tuyos, pleno de vida y alegría

Escuchar una canción, y saber con certeza que no hay palabras para definir lo que sientes en ese preciso instante.

Un silencio pleno y compartido, lleno de palabras que brotan sin necesidad de sonidos.

Reírse tanto y con tantas ganas, que finalmente el cuerpo termine dolorido.

Dejar que el agua refresque los pies, la tierra ensucie la ropa y el viento se enrede en tus cabellos.

Buscar un siempre en un jamás....

jueves, 3 de junio de 2010

La Rosa

Pétalo a pétalo, memorízo a la rosa
Pensó tanto en la rosa,
la aspiró tantas veces en su ensueño,
que cuando vio una rosa
verdadera
le dijo desdeñoso,
volviéndole la espalda:

-mentirosa.

(Ángel González)

Muy pocas  veces se concentran tanto el tiempo y los sentimientos como en este magistral poema de Angel González

Fotos:  mis primeros experimentos con fondos e iluminación controlada... poco a poco...








domingo, 23 de mayo de 2010

Imperial Stormtroopers

El 21 de mayo los stormtroopers desfilaron por las calles de Compostela. Como suele sucederme, llegué tarde al evento, pero aún así tuve tiempo de fotografiar a alguno de los personajes mejores caracterizados.

Espero que os guste.







nada mejor para acompañar el post que la marcha imperial



lunes, 17 de mayo de 2010

Monte Louro

Surgió hace 2 millones de años de las entrañas de la tierra y, como todos los lugares emblemáticos de Galicia, cuenta con su propia leyenda, que sitúa a sus pies, oculto en una grieta, el lugar donde se esconde el Santo Grial.
A su lado la playa de Ancoradoiro: la primera de la Rías Altas.
Un buen lugar para cargarse de energía positiva.











domingo, 2 de mayo de 2010

Triunfarás


Hace unos días me encontré, entre las páginas de un libro, con cuatro palabras garabateadas en un papel. Era un poemilla que hablaba de triunfos y esperanzas.

...Como sea que, algunas veces, es más fácil escribir que decir de viva voz, aquí os traigo la idea, adaptada a mis ojos y mi sentir.

Triunfarás… yo lo sé..

Me lo dice esa luz que brilla encima de tu cabeza.

Puede que ahora solo percibas oscuridad; pero yo te pido un favor: confía en mí. Solo tienes que mirar hacia arriba ¿Puedes sentir ya su calor?...Sé que ahora tendrás el valor suficiente para alcanzar ese trozo de vida que te pertenece por derecho propio…

Has de saber que estás entre los elegidos… porque tú eres capaz de hacer girar el mundo solo con una sonrisa; o coger un día inútil y transformarlo en algo que merece la pena vivir. ¿Sonríes? ¿No me crees? Te aseguro que yo he visto como se obraba el prodigio.

Sé que triunfarás, me lo dicen mis entrañas...Quizá es que mi mirada sabe llegar a un lugar de ti donde no te atreves a entrar; una esquina que se esconde entre tus pliegues…El lugar donde habita el niño que mantiene todas sus ilusiones intactas, y que todavía tiene un brillo infinito en la mirada. Lo he visto escaparse algunas veces.

Confía en mí, aunque solo sea por esta vez…

Sé que triunfarás…

No temas. Estaré a tu lado para servirte de apoyo cuando las fuerzas fallen.

Te contaré un secreto: tengo una cajita donde guardo sonrisas para las emergencias. Aunque nunca te lo he dicho, me has ayudado a llenarla. Te pertenecen, pues, por derecho propio.

Te presto una mano para despeinar las tristezas (lo has hecho conmigo tantas veces, que no es generosidad… tan solo profunda gratitud)

Te cedo, además, una lágrima que se funda con las tuyas para que nunca tengas que llorar solo.

Después de todo…

Triunfarás, muchacho…. Yo lo sé…

Porque existe una alianza sellada entre el sol y la luna, para que al fin las cosas comiencen a mejorar, como tiene que ser…. Como debía de haber sido siempre.

Ahora podrás hacerlo…Sé que ahora podrás.

Confía en mi.

Es una promesa!!



(Adagio Albinoni)-Rescate del olvido

martes, 23 de marzo de 2010

INVISIBLES





Se llama Miguel.

Su cama es dura como la misma piedra, porque de piedra es. Su armario, una caja de cartón que comparte con Antonio, y en la que guarda sus escasas pertenencias.

Mi encuentro con él no fue premeditado, aunque sí ciertamente previsible:

Hace unos días, decidí recorrer la ciudad en busca de Personas Sin Hogar. Recordé que había visto un rincón donde se amontonaban ordenadas unas cuantas mantas y algunos cartones (señal inequívoca de que aquel era un improvisado dormitorio), así que allí me fui Con la cámara en ristre, y envuelta en el “pudor” que me confería el saberme en otro lado de la vida, me acerqué, con cierta cautela, tratando de pasar inadvertida.

Estaba haciendo algunas fotos cuando él me abordó para preguntarme qué hacía allí. Con cierto recato le expliqué el objetivo de mi visita. Me miró fijamente y, cuando ya creía que me iba a echar de allí con ciertos malos modos, me sonrió y me invitó a un café en un bar cercano.

-“No es suficiente con venir aquí y realizar cuatro fotos - me dijo- Con eso no vas a saber más de lo que tus ojos te muestren. La realidad está en las noches al raso; en los días que discurren vagando de un lugar a otro, sin otro fin que comer cuando toca, y dejar que pasen las horas, perdido por las calles en espera de otra noche, que precederá a otro día… que será exactamente igual al que has vivido”. Me habló de los diferentes grupos y los lugares que ocupaban cada uno en su particular ·escalafón social (hasta para dormir al raso no somos todos iguales); de los peligros que supone quedarse solo y de la generosidad de algunas personas que ven en ellos algo más que un estorbo.

Hablando con Miguel, pude llegar a vislumbrar tímidamente los motivos que llevan a alguien a quedarse sin un techo bajo el que cobijarse. En la mayor parte de los casos el alcohol y las drogas se dan la mano con la mala fortuna y acaban por instalarlos en una situación que parece no tener ya retorno. En otros casos, la falta de oportunidades laborales, y la desconfianza general, llevan a muchas mujeres con sus niños a las puertas de las iglesias, en busca de las monedas que se deslizan de las manos de los transeúntes.

Miguel se prestó de buen grado a mis fotografías y me obsequió con una sonrisa – “muy poco frecuente entre la personas que viven en la calle -dijo- porque, en realidad, no tenemos motivo alguno para sonreír”. Agradecida me despedí de él, y continué mi particular periplo (ahora con los ojos abiertos a “la otra realidad” – como él la llama). Pude comprobar que ciertamente no abundan las caras alegres (incluso cuando les pedí una sonrisa, el gesto final no fue más que un rictus amargo)

Es, desde luego, una experiencia difícil de olvidar. Uno de esos viajes en los que te embarcas con la alforjas vacías y regresas cargada de sensaciones; más consciente que nunca de que hay otra realidad esperando a ser vista por todos aquellos que cada día pasamos al lado, empeñados en nuestros pequeños o grandes problemas, pero poco dispuestos a que ellos sean cada día un poco menos invisibles.

domingo, 28 de febrero de 2010

Guerreros de la luz


Un guerrero de la luz es aquel que es capaz de entender el milagro de la vida, luchar hasta el final por algo en lo que cree, y entonces, escuchar las campanas que el mar hace sonar en su lecho.

---------------------------------------

Un guerrero de la luz, antes de entrar en un combate importante, se pregunta a sí mismo: "¿hasta qué punto desarrollé mi habilidad?".
Él sabe que las batallas libradas en el pasado siempre terminaron por enseñarle alguna cosa. Sin embargo, muchas de estas enseñanzas hicieron sufrir al guerrero más de lo necesario. Más de una vez perdió su tiempo luchando por una mentira.
Un guerrero no puede rehusar la lucha; pero sabe también que no debe arriesgar sentimientos importantes a cambio de recompensas que no están a la altura de su amor.
Por eso el guerrero solo arriesga su corazón por algo que vale la pena.

-----------------------------------------

Los guerreros de la luz se reconocen por su mirada
Están en el mundo, forman parte del mundo, y al mundo fueron enviados sin alforjas ni sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan acertadamente
Los guerreros de la luz sufren por tonterías, se preocupan por cosas mezquinas. Se juzgan incapaces de ser guerreros de la luz, de vez en cuando se consideran indignos de cualquier bendición o milagro.
Los guerreros de la luz con frecuencia se preguntan qué están haciendo aquí. Muchas veces piensan que sus vidas no tienen sentido.
Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque se preguntan. Porque continúan buscando un sentido - y con seguridad terminarán encontrándolo.

-------------------------------------------

A veces el guerrero de la luz tiene la impresión de vivir dos vidas al mismo tiempo.
En una de ellas, es obligado a hacer todo lo que no quiere, luchar por ideas en las que no cree.
Pero existe otra vida, y él la descubre en sus sueños, lecturas, gente que piensa como él. El guerrero va permitiendo que sus dos vidas se aproximen. “Hay un puente que une lo que hago con lo que me gustaría hacer” piensa. Poco a poco, sus sueños van apoderándose de la rutina, hasta que él percibe que está listo para lo que siempre deseó.

Entonces basta un poco de osadía para que ambas vidas se transformen en una sola.

(Paulo Coelho)
-------------------------

Aunque creo que no está a nuestro alcance comprender el milagro de la vida, si creo en el poder del convencimiento, de la perseverancia, de la lucha por aquello que consideramos que vale la pena. No siempre salimos victoriosos, puesto que aquello por lo que apostamos, a menudo, se queda fuera de nuestro alcance, pero ¿Como saberlo si antes no se ha luchado por conseguirlo?.




lunes, 8 de febrero de 2010

Desmemorias


Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Martin Niemöller

Hace días se celebró el aniversario de la liberación del campo de concentración Auschtwitz-Birkenau, y a poco que leamos o veamos, las emociones se nos colocan a flor de piel. Solo hay que observar unas cuantas fotos o escuchar algunas historias para que algo se nos remueva en la conciencia, y la vergüenza colectiva asome.

No pretendo profundizar en el horror del genocidio, aunque me gustaría pensar que siempre recordaremos que Auschtwitz fue un infierno en la tierra, creado a manos de los hombres. Fue entonces cuando aprendimos el significado de palabras como crematorio, exterminio o cámara de gas.

Fueron 4 millones de personas las que allí murieron.

Aunque el holocausto no fue el primer genocidio de la historia, ni tampoco el último, porque la capacidad de los seres humanos de dañarnos los unos a los otros parece inagotable:

Camboya: mas de 2 millones de muertos en una población de 8
Ruanda: en 100 días los hutus asesinaron a 800.000 tutsis.
La misma segunda guerra mundial provocó mas de 60. Millones de muertos.


Si pensamos que detrás de cada una de esas cifras está la vida de una persona, que tenía tanto derecho a disfrutar de los días como cada uno de nosotros… entonces se nos hace un nudo en la boca del estómago, reprimimos la memoria, y acabamos por no saber si debemos recordar u olvidar; creamos la versión edulcorada de los hechos, que previamente despojamos del dolor excesivo… ¡¡Y nos quedamos tan anchos!!.

Me apena ver que para las generaciones que nos suceden, este infierno no será más que una lección en un libro de historia, y sorprende realmente comprobar que nuestros hijos apenas reconocen nombres como Hitler, o Stalin… (de Pol Pot , Mao ZeDong, o Pinochet ya ni hablamos). La sociedad se encarga de fabricar para ellos un recuerdo neutro, sesgado y partidista que no les permite apenas conocer el horror que se esconde bajo la superficie, negándoles así el derecho a aprender de los errores del pasado y ocultándoles a la vista los valores que se supone deben de conformar sus cimientos.

Una sola frase resume la esencia de lo que burdamente he intentado transmitir aquí:

"Sin memoria no hay futuro, y el que no recuerda está condenado a la repetición"

Jesús Martín Barbero.


Me gustaría poder decir que SI tenemos memoria colectiva, y que como sociedad, aprenderemos a cicatriz las heridas, pero que no olvidaremos nunca que fue lo que las causó.



viernes, 22 de enero de 2010

Xoaniña



Era una tarde de primavera, y el cielo estaba teñido de un intenso color azul.

Sentados en un tronco, al amor del sol que los calentaban estaban Elena y su padrino. El trabajo no apremiaba, así que él tenía un ratito para dedicarle a aquella niña curiosa, que se afanaba en explicarle las aventuras de su día. De los ojos de su padrino se desprendía una sonrisa, mientras procuraba prestarle toda su atención. Ella era feliz en esos ratos que compartían porque la hacía sentirse una niña especial; una niña mayor.

De pronto algo vino a alterar la calma. Una mariquita se había posado en la pierna de su padrino. La niña emocionada no dudó en extender su mano para verla más de cerca. Pero él con un gesto tranquilo y lleno de ternura, posó su mano sobre la de la niña y le pidió que la dejase estar, porque no hacía daño a nadie y que, como ellos, también quería calentarse al sol. Le explicó entonces que si una mariquita se posaba cerca de ella no debía molestarla, sino que debería de ser paciente y esperar a que ella quisiese irse, así que estuvieron un buen rato observándola con detenimiento, en medio de un silencio casi reverencial, hasta que él dijo con voz firme y pausada:

-“Xoaniña, voa, voa, que che ei dar pan e broa”

...Y la mariquita, como impulsada por sus palabras, levantó el vuelo.

Esta tarde, en el trabajo, una mariquita vino a posarse a mi lado. Y me trajo el calor de aquellos rayos de sol que me calentaron hace ya tantos años; y la sonrisa amable de mi padrino; y el tacto de sus encallecidas pero delicadas manos.

Gracias Xoaniña, por traérmelo de vuelta un rato.

miércoles, 13 de enero de 2010

Sarah Mclachlan

Estos días se me ha dado por la vertiente musical...
Y que mejor sitio para perderse que en el blog de Cuervo Negro. Allí me encontré con una voz que me encandiló y removió mis fibras más sensibles (debe de ser que estos días andan a flor de piel)

Os dejo aquí un par de vídeos para que disfrutéis de esta hermosa voz.


(Seguro que os suena este tema, ya que forma parte de la banda sonora de City of Angels)



Aviso para navegantes: Si intentáis pronunciar el nombre se os va a quedar pegada la lengua al paladar!!!!.... jejeje

FEEDJIT Live Traffic Feed

Cuando nadie me ve, quizá sale a la luz mi verdadero yo

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP