...Que no te compren por menos de nada ...Que no te vendan amor sin espinas.

miércoles, 23 de junio de 2010

La tierra pura

Gisho sonrió con los ojos brillantes y le contó que, en su casa tenía un muñeco de Daruma.
Con la parte de abajo redondeada, de manera que se balancea. Si lo tumbas, él se levanta solo. Había inspirado una canción infantil. “Siete veces para abajo. Ocho veces para arriba”
Una buena lección.

"Cruzados el puente de la duda
y el puente de la decisión
pasé
del mundo flotante
a la tierra pura"


Extractos del libro homónimo de Alan Spence


9 comentarios:

Runas dijo...

Sin duda alguna una buenisima lección. Un beso

Marisa dijo...

Sabias palabras
Elen.

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

palabras que nos llenan de verdad, pero existe la tierra pura?


Saludos y un abrazo enorme.

Gata dijo...

No lo he leído.
Me has dado ganas
Muchos besos
Disculpá mi ausencia (así con acento argentino, para q te suene más dulce)Estoy un poco pa allá jeje
Muack

DANI dijo...

Así somos, de arriba a abajo y de nuevo, vuelta a empezar ;)

Besos oscilantes

merce dijo...

Sabia lección....!!!


Un abrazo Elen

Sakkarah dijo...

Me ha gustado muchísimo el conjunto de letras y música...

Muchos besos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
.: eliana :. dijo...

q linda metafora, Elen.
Un saludo!

FEEDJIT Live Traffic Feed

Cuando nadie me ve, quizá sale a la luz mi verdadero yo

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP